El oído es el órgano encargado de la audición. Es necesaria una buena revisión que podrás realizar en los centros auditivos en Asturias. Su función es transmitir los sonidos desde el exterior al cerebro, y es por ello que una enfermedad que afecte a esta zona puede tener graves consecuencias en la vida diaria de una persona.

El oído se divide en tres partes: oído externo, oído medio y oído interno. Es de vital importancia conocer esto para entender cómo afectan las diferentes patologías a nuestra audición. En los centros auditivos en Asturias, además, podrás informarte de los diferentes cuidados de esta zona tan delicada.

A continuación, vamos a explicar las cinco patologías más comunes relacionadas con el oído.

El primer lugar, tenemos la hipoacusia, también denominada sordera parcial. En esta patología, el paciente puede tener dificultades para seguir una conversación, puede ocurrir que escuche mejor las voces graves que las agudas. También puede ir acompañado de otra sintomatología, entre la que destacan los mareos, ya que el centro del equilibrio también se encuentra en este órgano.

A continuación, tenemos la pérdida auditiva bilateral, que consiste en una disminución de la audición en ambos oídos y de graduación similar. La causa más frecuente de este tipo de problema suele ser la exposición a sonidos elevados o la utilización excesiva e inadecuada de auriculares.

La enfermedad de Ménière es otra de las grandes causas de molestia auditiva. Comúnmente, se caracteriza por mareos o vértigos.

La timpanocentesis, por el contrario, está generalmente ocasionada por una inflamación del oído medio.

Finalmente, la perforación del tímpano consiste en una rotura de esta membrana. Puede producirse por una lesión o exposición a altos sonidos. Los síntomas incluyen dolor, secreción e incluso vértigos.

Si deseas conocer más a fondo cualquiera de estas patologías, no dudes en contactar con nosotros en Fonacústica.