Como empresa poseedora de varios centros auditivos en Asturias nos ha pasado en numerosas ocasiones que llegan clientes con serias dudas acerca del cuidado de sus dispositivos de audición. Los audífonos son instrumentos delicados y han de tener un correcto mantenimiento para prolongar su durabilidad. Por ello, hoy te traemos una serie de consejos para cuidarlos y que te duren mucho más.

Hay que limpiarlos diariamente. Puede parecer aburrido y tedioso, pero lo cierto es que si hacemos una limpieza al día, aunque sea corta, evitaremos que no cojan polvo o se llenen de otros residuos. Para ello, utiliza un pañuelo de tela suave y frótalos de forma cuidadosa. Si no encuentras un pañuelo de un material suave te recomendamos que busques productos específicos en centros auditivos en Asturias.

La segunda recomendación que te traemos es vigilar la temperatura a la que se ven expuestos. Existen muchas similitudes con unas gafas, que tampoco podríamos dejarlas al sol durante mucho tiempo porque sufrirían. De la misma manera, evita que los rayos del sol impacten directamente sobre los audífonos. Por otra parte, tampoco es aconsejable que los guardes en zonas húmedas, ya que la humedad podría infringir graves daños a los instrumentos. Así que, siempre que no les estés usando, lo aconsejable es que los mantengas en zonas secas a temperaturas estables.

¡No te olvides de las revisiones! Existen revisiones y «chequeos» cada ciertos meses para comprobar que los audífonos siguen funcionando de forma eficaz y que no han perdido potencia o se han desregulado. Intenta siempre someterte a alguno periódicamente para que los profesionales te indiquen si todo está correcto.

Si buscas unos audífonos, material especializado para su limpieza o te gustaría hacer una revisión, te recomendamos que vengas a nuestro centro Fonacústica, donde nuestros trabajadores te atenderán y resolverán todas las dudas que tengas.